Llonguet de tortilla francesa en el Hostal Cuba Colonial, Palma, Mallorca

12 meses 12 bocatas: Hostal Cuba Colonial

Llonguet de tortilla francesa en el Hostal Cuba Colonial, Palma, Mallorca

Nueva entrega de 12 meses 12 bocatas: Hostal Cuba Colonial

Carrer San Magín, 1 Palma


Estos fuimos los comensales:

Llonguets del Hostal Cuba Colonial

Un cortado bien presentado en el Hostal Cuba Colonial

El Hostal Cuba Colonial está ubicado en un edificio modernista que data del año 1904, edificio que hizo las veces de residencia familiar de su propietario hasta la llegada de la guerra civil, tras la cual fue vendido y convertido en Hostal. Cerrado desde finales de los 90, volvió a abrir tras una intensa reforma el año 2010, ya como bar/restaurante y discoteca en su sotano, aunque tiene previsto volver a abrir como hostal.

Elegimos este lugar para una de nuestras citas bocatiles tras numerosas recomendaciones del gran Tolo Lliteras, insistiendo en que debiamos probar el llonguet de tortilla. Y al gran Tolo Lliteras hay que hacerle caso en sus recomendaciones 🙂

No hubo problema para reservar una mesa, -entre 7 y 9- le pedí, -te pongo una de 10 por si acaso-, me contestaron. Muy amables en todo momento.
Nos asignaron una mesa grande, algo apartada en el salón, junto a una gran cristalera, realmente cómodos estabamos. Además, el tipo de sillas que visten la sala son como pequeños sillones, muy amplias, con grandes brazos y respaldos anchos que te hacen sentir como en un salón inglés de principios de siglo.

La carta de bocadillos es extensa, y puedes elegir todos ellos en dos tamaños, pequeño o grande. El grande es un tamaño adecuado, ni una barra de medio metro, ni insuficiente como merienda sustanciosa; además, todos son elaborados con el pan típico palmesano de llonguet.

Me llamó mucho la atención lo bien presentados que estaban los bocadillos: en un plato espacioso, con una pequeña orla de papel para absorver el posible exceso de aceite, el llonguet cortado por la mitad, para facilitar su ingesta, ensartado por un pincho, y acompañado el bocata para un pequeño cuenco con aceitunas, para que no se mezcle el aceite de estas con el pan. Fantástico.

Habiendo empezado así era dificil que el bocata nos defraudara, y efectivamente, nos encantó. El de tortilla estaba muy jugoso y sabroso, y otro que probamos de camaiot también estaba riquisimo. El pan ligeramente tostado, pero sin pasarse, perfecto. Y además en el café tampoco fallaron, un cortado bien presentado y bien de sabor, de cafés jurado.

La atención tambien fue la adecuada en todo momento, siendo rápidos para pedirnos la comanda y servirnos, y a la hora de pagar no pusieron ningún problema en separar las cuentas.

 

Precios orientativos:

  • Llonguet de tortilla de patatas: 3,50 euros
  • Llonguet de serrano y queso: 4,00 euros

La nota final es: 8

Comentarios adicionales:

Ani
Presentación: Perfecta!. Sobre todo el detalle de las aceitunas servidas aparte, para que no se mezcle el “jugo” con el bocadillo.
Calidad: Encontrar una tortilla en condiciones es complicado, ésta estaba deliciosa.
Calidad/ Precio: Bastante justo. Correcto.
Lugar: Debe ser lo que más me gustó. El lugar super agradable, las sillas comodísimas y el aire acondicionado a una temperatura ideal para el día caluroso que tuvimos. Ideal para desayuno también. Repetiría.
Servicio: Otro de los aspectos que más me gustó. Educación ante todo y simpatía.

Marcos
Muy recomendable la faceta mañanera del Hostal Cuba. Fantástica atención y magníficas instalaciones. El único detalle que empañó la que podría haber sido una mañana perfecta es el feo detalle de servir en sus llonguets un jamón preenvasado. Por contra el de tortilla era sencillamente perfecto

No Comments

Post A Comment