Ca N’Ignasi de Pollença

Actualizado 08/06/2011: este local ya lleva varios meses cerrado, lo añado a la sección de “El Cementerio cafetero”.

Aunque dicen que este otoño está siendo atipico por el excesivo calor, yo recuerdo perfectamente que el año pasado por el mismo día, 1 de noviembre – Tots Sants -, hacía exáctamente el mismo calor. Y dentro de unos poco días hará el frio característico de noviembre, como siempre.
Así pues, nos empezará a apetecer tomar algo calentito por las tardes, como un buen chocolate, y acompañarlo de algo rico para comer, al estilo de una ensaimada o “cuart”. Chocolaterias en Palma no hay muchas, la verdad, pero recientemente se ha abierto una muy buena alternativa al siempre socorrido Can Joan de s’aigo o el Longarone.

Me

refiero a la chocolateria Can Ignasi de Pollença, situada en el Paseo Mallorca, cerca de Jaime III. Es una chocolatería muy espaciosa, con zonas bien diferenciadas para fumadores y no fumadores, que también cuenta con una agradable terraza a disfrutar en verano. La carta es muy extensa, helados artesanos, todo tipo de repostería, bebidas calientes y refrescos.
Los lunes por la tarde, hacen una chocolatada, y pagando un precio fijo, puedes tomar todo el chocolate con ensaimadas que seas capaz de ingerir… Yo conozco mis límites, ¿y tu? 🙂

Editado el día 10/12/2006 23:23h.
Es la primera vez, que me veo en un dilema con este mi blog. Tengo una norma personal, que consiste en no publicar ningún lugar que yo no recomiende. Para criticar gratuitamente, ya hay muchos sitios. Pero esta tarde hemos vuelto a Ca N’Ignasi de Pollença, y sinceramente, me han dado ganas de no volver más. Y me veo en la obligación de expresarlo así, ya que me parece justo matizar, si yo lo había recomendado antes.
A las 19:30 de la tarde, hora muy habitual para hacer un chocolate un domingo por la tarde, no les quedaban más que ensaimadas, entre una nutrida carta de más de 4 páginas. No sólo eso, sino que además, la actitud del camarero en lugar de ser de disculpa, a rozado la chulería por no decir algo más grosero. Hemos tenido que esperar sentados cerca de 15 mínutos a ser atendidos, y no han sido mucho más rápidos en traernos los chocolates a la mesa.
Yo seré muy especial, pero por cosas así me pienso mucho volver a según que sitios. Espero que los que me leais, sepais apreciar en su justa medida mi valoración y los motivos por los que me veo obligado a publicar esta edición del post. Sería muy interesante conocer vuestras esperiencias personales 🙂

1Comment

Post A Comment