Cosas que disfrutaré gracias a la ley antitabaco

  • del Moltabarra
  • de la Ruta Martiana
  • del Akelarre
  • del Hoogans
  • de salir a tomar una copa por la noche de vez en cuando
  • del Antiquari
  • del Peñon en invierno
  • del Gibson por las tardes
  • del Opera por las tardes
  • del Bar Bosch en invierno
  • del Bar La Lonja
  • del Bar Coto en invierno
  • de sentarnos en cualquier mesa de nuestros restaurantes favoritos
  • […]

Es cómo para estar contento, ¿no? 😉

Y tu, ¿hay algún local por el que estés especialmente contento que ya no se pueda fumar?

5 Comments
  • mikelete
    Posted at 11:10h, 30 Diciembre Responder

    ¡Del Vent! Ayer estuvimos ahí tomando algo y jugando unas cartas, y había un momento que no se podía estar del humo que había >_<

  • Cafeymas
    Posted at 11:35h, 30 Diciembre Responder

    Es verdad!! Al Vent me lo he dejado en la lista, que guay 🙂

  • Horrach
    Posted at 15:34h, 30 Diciembre Responder

    Me alegra que tus posibilidades de ocio nocturno o diurno aumenten tanto a partir del lunes. Pero para ampliar el espectro de opiniones de este blog (y disculpa que me ponga a aconsejarte en tu propia casa), no estaría mal que realizaras una encuesta entre los propietarios de todos estos bares que te van a recibir como cliente a partir de ahora. Con Al Vent, son 12. Me extrañaría mucho que alguno de los 12 estuviera a favor, totalmente, de la ley. Porque, aunque ganen algún cliente, también perderán muchos (sobre todo los bares pequeños que sólo abren de día).

  • Gerardo Ratto
    Posted at 14:05h, 01 Enero Responder

    No puedo estar más de acuerdo Jesús, ahora podremos ir a muchos más locales donde antes el humo “no nos dejaba entrar”. Si había muchos en nuestra situación, habrá mucha gente nueva en los bares :-).

  • Eloisa
    Posted at 15:05h, 02 Enero Responder

    Disfrutaré del olor a suavizante en mi ropa y del olor de mi pelo recién lavado. Ya no tendré que echar toda la ropa a lavar al llegar a casa.
    Ayer estuvimos en el Marítimo y no nos quedamos a jugar un parchís por el temor a salir ahumados.
    A mí no me importa tomar un café en una terraza con compañeros fumadores, pero en locales cerrados es de agradecer la ley. Ya era hora.

Post A Comment