La Ruta Martiana guarda silencio

Ruta martiana, mes respecte, mes descans
Ver artículo original en el blog Mallorca Gastronómica

¿Has participado alguna vez en la RUTA MARTIANA?
Si no lo sabes, es una existosa ruta de tapas los Martes por el Casco Antiguo de Palma.
Si esta ruta ya es un clásico en tu agenda y la de tus amigos NECESITAMOS TU AYUDA!!!.
Los vecinos de esta zona se están quejando del ruido y molestias que esta, tan exitosa, iniciativa dinamizadora que los propietarios de los 25 bares y restaurantes de la barriada han sacado adelante sin ningún tipo de ayuda gubernamental, para que Palma, como el resto de España, tenga su zona de Tapeo….

El problema reside en que la gente EN LA CALLE hace ruido.
Los establecimientos que oficialmente pertenecen a esta ruta (y son los que figuran en los carteles oficiales de la Ruta Martiana) han firmado un JURAMENTO MARTIANO por el que se comprometen, entre otras cosas, a NO MOLESTAR AL VECINDARIO.

Pero el vecindario está molesto.

Por esta razón, hoy en la sede de la Asociación de Restauración se ha convocado una rueda de prensa, para dar a conocer a los medios el PACTO DE CONVIVENCIA por el que los componentes de la Delegación de Restauración del Casco Antiguo y la Asociación de Vecinos esta misma barriada intentarán llegar a un consesnso, bajo el lema del logo que nos encabeza: + Respeto = + Descanso.

De esta manera, los empresarios de la zona se comprometen a contemplar la normativa para evitar molestias a los residentes.

PERO!!! una vez fuera de los locales SOMOS TODOS LOS PARTICIPANTES los responsables de que estos vecinos no se sientan perturbados y no consigan acabar con una de las pocas zonas de ocio en nuestra ciudad que tanto está beneficinado al barrio y a su tejido empresarial……

El salir de tapas ha de ser una sana costumbre que se debe de dar en todos los barrios, pero tenemos que aprender a convivir con quienes al día siguiente tienen que madrugar.

Así que, nuestro consejo es SIGUE SALIENDO LOS MARTES y cualquier otro día de la semana, pero con respeto hacia el vecindario. Procurando mantener la tranquilidad al salir a la calle.

No olvidemos que el derecho de cada uno termina donde empieza el del vecino.

No nos quedemos sin algo original y divertido en Palma por cuatro gritos.

Demos todos un poco el brazo a torcer: los establecimientos por respetar las normativas, los usuarios por no hacer ruido en la calle, y a los vecinos un poco de alegría “que vivir son dos días”.

No Comments

Post A Comment