¿criticar o no criticar?

Sobre las opiniones de Cafeymas

¿criticar o no criticar?
El jueves 10 de enero por la tarde, publiqué lo siguiente en mi página de facebook:

Ay si pudiese escribir de los sitios a los que no volver… Pero no es mi estilo, aquí solo caben recomendaciones de buenos sitios, porque de los sitios malos mejor no hablar, ¿verdad? 😉

Me acaban de servir un cortado inbebible, se lo digo, y se han reído. Ya pueden cerrar.

Lo hice a modo de desahogo personal, sin más pretensión, ni la intención de revelar el local donde había tenido esa mala experiencia.

Pero llegaron muchos comentarios, unos 20, en los que se repetian dos cuestiones principalmente:

  • Por un lado, que revelase el lugar, y que debería avisar de los sitios donde yo considero que no hay que volver.
  • Y que aunque las críticas sean negativas, debería exponerlas de igual manera.

Ya que hubo tantos comentarios, me gustaría responder desde aquí a estas cuestiones.

Indicar lugares donde yo no volvería

No creo que esto sea una práctica correcta, y os voy a exponer mis motivos. En primer lugar, Cafeymas.net es un lugar dónde yo expongo mis recomendaciones de forma totalmente subjetiva. Lo que a mi me ha gustado y recomiendo, puedo no gustar a todo el mundo. Y pasa. Y jamás he censurado un comentario con una crítica negativa en ninguna de las más de 80 cafeterías recomendadas (salvo que incluyese insultos o descalificaciones personales).

¿Cómo puedo recomendar algo tan grave como no volver a un establecimiento en concreto? Siendo una opinión subjetiva, no me parecería justo, y estaría perjudicando a dicho negocio.

Exponer críticas negativas

Desde que en Abril de 2006 inicié este blog y directorio de cafeterías, siempre he sido fiel (salvo una única excepción, la cual no volvería a hacer, y enlazo como ejercicio de transparencia*) a una linea editorial concreta: solo hablar de aquellos negocios que yo considere recomendables, y de los que no, simplemente no hablar.

Y tomo esta decisión no por auto-censurarme o por querer ser políticamente correcto. Esta decisión creo que es la más justa y honesta teniendo en cuenta que son opiniones mias, personales y subjetivas.

Además, no me gustaría provocar una sensación de “miedo” entre las cafeterías que me conocen y valoran mis opiniones. ¿Qué puede pensar de mi uno de los muchos locales que visito frecuentemente, si de repente crítico y recomiendo no visitar un negocio en concreto? ¿No puede sentir miedo de ser señalado con el dedo acusador el día que el haga algo mal o que a mi se me cruce un cable?

Para ser justos, tambien hago un poquito de crítica, ya que todas las recomendaciones de cafeterías incluyen un “lo mejor” y un “lo peor”, y en este “lo peor” trato de comentar los puntos que podrían mejorar.

Yo quiero seguir como hasta ahora, pudiendo saludar a todo el mundo por la calle y permanecer con la cabeza alta, sin arrepentirme de nada de lo publicado.

Y esta actitud considero que es coherente con mi forma de ser y mis ideales.

* En el caso de la excepción, es cierto que publiqué una crítica negativa, pero no borre su artículo recomendando el lugar

3 Comments
  • Cisne Negro
    Posted at 09:09h, 12 enero Responder

    Entiendo perfectamente tu razonamiento, es más, yo sigo el mismo criterio a la hora de hablar de cómics o libros en el periódico o en el blog.

    Posiblemente el escribir criticas negativas también atraería el morbo de los lectores y las visitas, pero es algo en lo que es mejor entrar. Vamos, pienso yo.

  • Paco Martínez
    Posted at 14:11h, 17 enero Responder

    Esta actitud te ennoblece y hace de tu blog un sitio con más calidad y objetividad. Es mejor hablar de lo que a uno le ha gustado que de las malas experiencias. Aunque sólo sea por “higiene” y tener en tu blog solo a los mejores, aunque todavía no estén “todos”(ja, es broma).

    • Cafeymas
      Posted at 18:47h, 17 enero Responder

      Muchas gracias Paco por tus palabras. Y contigo estoy siendo injusto, de la semana que viene no pasa que vaya a merendar 😀

      Un abrazo,

      Jesús C.

Post A Comment