Bar Bosch

Lo mejor: Sus "llagostes" (bocadillos).
Lo peor: El precio y la "alegria" de la mayoría de sus camareros.

Datos de contacto:
Plaza Juan Carlos I, Palma de Mallorca

Debo admitir, que este es uno de mis bares favoritos, nuestro habitual de los domingos por la mañana. El bar bosch es un gran clásico de la ciudad, con muchisimos años a sus espaldas.
La decoración se ha mantenido prácticamente igual que al principio, y de sus paredes se pueden ver colgados retratos que los parroquianos han ido cediendo del propio bar.
Muy saturado prácticamente cualquier día de la semana (abre todos los días), ya que aparece en prácticamente todas las guías turísticas de Palma, pero a pesar de todos los turistas de todas procedencias, la experiencia de tomar un “tallat” (cortado en mallorquín) no deja de ser de lo más Palmesano.
Mi recomendación para la visita al bar bosch sería sentarse en la terraza, una mañana entre semana, pedirse un cortado y una llagosta de serrano y queso, y observar la ciudad pasar, vivir,… es una gran sensación de la que disfrutar 🙂

5 Comments

Post A Comment