El Perrito, en Santa Catalina

Lo mejor: Buen ambiente, comodo, bagels y tartas
Lo peor: Pequeño, terraza sobre la acera

Datos de contacto:
Carrer D'Annibal, 20, Palma de Mallorca - Tlf. 971 455 916

El barrio de Santa Catalina es un antiguo barrio de pescadores, debido a su cercania al mar. Es uno de los barrios con más caracter de la ciudad, con casas bajas de 1 o 2 plantas, que le dan un encanto especial. Además dispone de un mercado muy popular, que le da mucha vida a la zona durante toda la semana.

En esta zona se están ubicando numerosos restaurantes, bares y cafeterias, que con su cercania al Paseo Maritimo, la convierten en el lugar ideal para comenzar la noche antes de ir de marcha 🙂
Pues bien, en la Calle D’Aninbal, se encuentra El Perrito, café y bar muy interesante dentro de la numerosa oferta de su alrededor.

Es un local pequeño, con tan solo 5 mesas en su interior, y otras cuatro mesas muy pequeñitas sobre la acera. En el interior entra mucha luz, y hay 3 mesas situadas en una esquina con unos bancos y cojines, comodos y acogedores.
El café está muy bien (Lavazza), pero lo que destaca, es la carta de cosas para comer. Puedes disfrutar de Bagels con queso fresco y salmon, ensalada de frutas, quiche del dia o un misterioso plato llamado “la tentación de Jansson”. Este último plato es de origen sueco (ya que los dueños son de alli), y consiste en patatas hervidas y anchoas con nata gratinado.

Ademas tienen todo un surtido de postres caseros: tarta de zanahorias, de chocolate, platano, bombones,… una auténtica perdición 🙂

Nos gusta mucho el ambiente tranquilo los domingos por la mañana.

Tags:
4 Comments
  • Fefi
    Posted at 14:56h, 15 marzo

    Este bar y lo siento mucho, no es nada recomendable, la higiene deja mucho que desear, os cuento mi odisea, animada por haber pasado algunas veces por delante de el y por vuestro comentario, nada mas entrar y sentarme, la terraza estaba llena, me di cuenta que las sras tienen perros y que aceptan que la gente entre perros en el local, mi sorpresa fue ver que los cojines estaban llenos de pelo de perro y el remate fue cuando la clienta frente de mi dio de comer a su perro las sobras de su plato, pero para esto dejo que el perro lamiera el plato y la propietaria del local se reia con ella por como el perro lamia el plato. Osea que despues en esos platos ¿se sirven comidas? lo siento mucho, pero deberian de tener una inspeccion de sanidad, es intolerante lo que vi, claro que me levante y me fui!!!!!

    • Rob
      Posted at 16:52h, 12 febrero

      Pues El Perrito no es así, es un sitio fantastico, con buen servicio, todo muy limpio, y unas de las mejores cocinera de la Isla! Sus desaynos, comidas, tartas son hecho al momento, de la calidad que tiene los mejores Delis de Nuevo York o Paris!

    • Mag
      Posted at 18:35h, 19 junio

      Es muy sencillo: no vuelvas. Pero eso si, deja que los que tenemos perros podamos disfrutar de su compañía también cuando vamos a comer/cenar/desayunar por ahí. Hay muy muy pocos establecimientos que nos dejen hacer eso, así que tienes muuuuuuchas opciones donde ir (más que nosotros).

      PD: a mi me molestan más los niños (no tengo, por supuesto) y tampoco quiero tener que aguantar los gritos, llantos, juegos de estos cuando voy a comer. Ah! Sus babas también me dan asco. 😉

  • alex
    Posted at 20:47h, 27 julio

    Yo no he ido al perrito,y no me molestan para nada los perros y algunos humanos son mas guarros que los perros,así que un ole por el bar,iré a probar

Post A Comment