Ayer nuestro rutinario café de media mañana tocó en el Bar Bosch, sabíamos que en Pep estaba de mañana, y era un buen día para hacerle una visita. El que seguramente sea el mejor camarero que haya pisado jamás el Bar Bosch, nos agradeció la visita dedicándonos un cortado, con dosis extra de espumita y canela espolvoreada 🙂 Gracias Pep!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies